La semana pasada se hizo viral el video de “Lady 100 pesos”, una chica de 18 años originaria de Guanajuato. En el video, ella conduce en estado de ebriedad y choca contra varios autos, después parece que ofrece dinero a los policías que la detienen y por último la llevan a la patrulla.

Lady 100 pesos, ¿humillación pública?

Nos hemos encargado de juzgar con un click. Es muy fácil compartir un video de una chica en estado de ebriedad que no puede ni caminar y hacer que parezca “gracioso”, sobre todo porque las personas que comparten este tipo de videos generalmente son abstemias y jamás han hecho alguna estupidez en la peda (ajá). Nadie se preguntó si la chica podría aguantar todo el bullying que le hicieron a través de las redes sociales, bien o mal no somos las personas indicadas para juzgar.
Los medios se han convertido en difusores de “circos”, “osos sociales” y tragedias que ponen en ridículo a más de uno. Aún recordamos frases famosas como “no choqué, me chocaron”, “me amarraron como puerco” o videos como el que se grabó sin el conscentimiento de los protagonistas teniendo relaciones sexuales en un jardín.
La humillación se ha convertido en la forma de entretenimiento más divertida, pero ¿hasta dónde puede llegar? Si el castigo es la evidencia ante la cámara, todos deberíamos ser expuestos porque nadie está “libre de pecado”. La humillación comienza con reírnos del video de Lady 100 pesos, pero puede terminar en actos extremos como el caso de Andrea Noel, periodista que fue atacada en la Condesa, sí a la que le bajaron los calzones porque era una “broma divertida”.

La fama de Lady 100 pesos

Aún cuando la carrilla como dirían en el bajío fue implacable con Lady 100 pesos (no uso su nombre a propósito), esta chica está sacando provecho. Mientras Olga Medrano ganaba medalla de oro en la olimpiada de matemáticas, todos los ojos estaban puestos en la rubia borracha que trató de sobornar a un policía (léase con tono de mujer abnegada).

lady 100 pesos_olga_medrano

Gracias a que los medios sociales pusieron todos sus esfuerzos en hablar de Lady 100 pesos, mucha información se quedó sin difusión, como la medalla de Olga Medrano. Las marcas se subieron al tren del mame haciendo publicaciones sin creatividad y muy forzadas. En mi opinión una marca no se debe montar en una tendencia que se trate de humillación, excepto que sea para la denuncia- ¿Qué tiene que ver Prudence, una taquería, el antro de Guanajuato (como marcas) con un video como este? No es que se defienda a la muchacha, porque no tiene defensa, pero no deberíamos estar gastando recursos para difundir videos como estos, habiendo tantos de perritos o chistes.
La fama alcanzó a Lady 100 pesos, que por ser una niña bonita, ahora la están comparando con Belinda, tiene en Facebook más de 241 mil fans y ahora hasta tendrá una firma de autógrafos en la Ciudad de México para deleitar a sus fans. Se habla de proyectos como influencer, desnudos en Playboy y otros que no se han confirmado. Sí, nosotros la hicimos famosa.

lady100pesos_pegatinaa

No podemos seguir haciendo famosos a personajes como estos, tenemos que ser más selectivos en el tipo de contenido que compartimos en redes sociales. La próxima vez piensa en todas las veces en que hiciste algo fuera de las normas y qué hubiera pasado si te hubieran grabado. Como creadores de contenidos para marcas, redes sociales, blogs y demás medios, tenemos que apostar por la calidad, ser difusores de mejores contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *