Frida-sofia

Frida Sofía, ¿un caso de fake news?

Frida Sofía, una niña de 12 años atrapada en los escombros del Colegio Enrique Rébsamen, según información de Televisa, no existió. Ángel Enrique Sarmiento, subsecretario de Marina, declaró que en ningún momento difundieron información de una niña atrapada en los escombros, que sí hay rastros de que exista una persona en lo que quedó de la escuela Rébsamen, pero que probablemente sea una persona de intendencia. ¿Nos estamos enfrentando a los fake news en momentos de crisis?

El pasado 19 de septiembre, como hace 32 años, un terremoto sacudió al territorio nacional. Morelos, la Ciudad de México y Puebla fueron los estados más afectados por la naturaleza. En la Ciudad de México uno de los casos más compartidos a través de redes sociales y que estuvieron en la sobremesa de los nerviosos hogares mexicanos fue el del Colegio Enrique Rébsamen ubicado en Calzada de las Brujas, en Coapa.

Voluntarios, especialistas y medios de comunicación acudieron al lugar donde había niños atrapados desde las primeras horas después del sismo de 7.1 grados en escala Ritcher que derrumbó el colegio Enrique Rébsamen. Televisa, al igual que otros medios, tuvieron una extensa cobertura sobre el caso. Entre la información que circuló en televisión, medios y redes sociales se dijo que la niña se llama Frida Sofía, tenía 12 años y hasta le habían dado agua con una manguera.

Todos esperamos ayer casi a la media noche que Frida Sofía fuera rescatada. La cobertura en vivo que realizaba Televisa con la periodista Danielle Dithurbide fue la más popular por estar en vivo, tener entrevistas con los altos mandos de la Marina y especialistas, pero la niña nunca fue rescatada.

Frida Sofía: ¿Fake News?

Después del temblor, los ciudadanos han brindado ayuda en todos lados, sobrada en muchas ocasiones y así como había “manos de más” en puntos específicos, las redes sociales permitieron que se difundiera información falsa a montones sobre centros de acopio inexistentes, solicitudes de víveres que no eran necesarios y hasta derrumbes que movilizaban gente y al final, también eran mentira.

El caso de Frida Sofía se sumó a la lista de noticias falsas que corrieron por la red, los medios y las “pláticas de café”, haciéndonos pensar en la esperanza de encontrar una vida más, igual que pasó en 1985 con “monchito”. La noticia tocó nuestras fibras más sensibles, como lo hacen las fake news, el estrés y la psicosis que se vive en una ciudad que intenta recuperarse del golpe que sufrió. Se difundió por todos lados, generando millones de clics, interacciones y muchos puntos de rating. El error, una vez más en esta crisis, fue la comprobación de la información y no culpo a todos los que la difundieron porque cuando la amiga de tu novio perdió a su trabajadora doméstica de confianza, perro y hogar en la Condesa, es difícil tener el temple para discernir información, no es pretexto, pero es complicado.

Televisa publicó un comunicado en su página web e informó en una transmisión en vivo a través del canal de la casa editorial, Foro Tv, que el contenido que tuvieron durante los últimos días sobre Frida Sofía fue generado a partir de datos “obtenidos de la Marina o corroborados con los mandos de esta institución” y menciona la “sorpresa” que se ha llevado el medio de comunicación más grande de México al escuchar una versión diferente del máximo coordinador de las tareas de rescate.

Una vez más podemos ver el desarrollo de fake news, que como este tipo de noticias se esparció a gran velocidad, es información confusa, alarmista e hizo que muchos medios como Milenio, Proceso, The Huffington Post, The New York Times en español, La Nación y periodistas (incluidos los de Televisa) creyeran en una niña que no existió. La gravedad de la noticia es que llegó a un nivel internacional, haciendo que la población en general confiara en información falsa, pero nos deja espacio para reflexionar en todo lo que difundimos como medios, leemos y compartimos como usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *