Publicidad

Gillette y la masculinidad en un polémico anuncio

gillette-y-la-masculinidad-we-believe

Las marcas están cambiando cuando se trata de hablar de estereotipos. En esta ocasión la marca de rastrillos Gillette cuestiona qué es la masculinidad en un polémico anuncio que ha levantado voces de todo tipo en las redes sociales.

¿Por qué creó polémica Gillette?

La marca de Procter & Gamble publicó una campaña llamada We Believe en la que muestra la forma aprendida de ejercer la masculinidad con acoso sexual, bullying y hasta chistes sexistas e invita a los hombres a hacerse responsables de sus acciones. En el video pregunta: ¿esto es lo mejor que puede tener un hombre?

El video ya lleva más de 7 millones de vistas en YouTube y es tendencia global pero no a todos les ha gustado la campaña, ya que tiene 157,000 likes y 477,000 dislikes.

En un contexto donde el movimiento feminista ha tomado potencia con el #MeToo, #MiPrimerAcoso y #NiUnaMás se tocan las fibras más sensibles de la sociedad, una sociedad en la que parece absurdo defender los derechos de las mujeres porque “no todos los hombres son iguales” o “también le pasa a los hombres”, aunque las cifras muestren lo contrario. Tan solo en la Ciudad de México, el 96% de las mujeres han sufrido violencia sexual en espacios públicos y 6 de cada 10 ha sido manoseada, según el Inegi.

Los comentarios positivos aplauden una campaña que rompe estereotipos, que cuestiona, que expone la normalización del sexismo y que pide que los hombres se hagan responsables de las conductas sin seguir diciendo “Boys will be boys”. Los comentarios negativos dicen que se está generalizando a los hombres y rechazan una campaña que cuestione la masculinidad.

Gillette y la masculinidad

A pesar de los comentarios negativos la campaña se viralizó en pocas horas y la apuesta por vincular a Gillette y la masculinidad en tiempos contemporáneos ha dado resultado. La publicación en Twitter lleva más de 116,000 retuits y más de 284,000 me gusta.

Un acierto de la campaña We Believe, además de vincular a Gillete y la masculinidad fue que está hecha por una marca dirigida a hombres punto muy importante para hablar de normalización, ya que generalmente se hace desde la trinchera femenina. El segundo acierto es complementarlo con el apoyo a la fundación Boys and Girls clubs of America, dedicada a los programas sociales para jóvenes. Y el tercer acierto fue arriesgarse con un tipo de publicidad directa, dura, que no da a entender nada sino lo expone directamente en un anuncio.

En mi opinión personal es una campaña que confronta a los hombres con el modo en que viven su masculinidad pero invita a hacerlo diferente, no por ellos, sino por los niños que están creciendo en un mundo donde se está tratando de ser diferentes. Me gustó. ¿A ti qué te pareció?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *